Sistemas de flujo laminar, recuperación de energía y Aire Acondicionado para Clínicas y Hospitales


PeriflowFlujo Laminar para Aire

Recuperación de Energía para Aire Acondicionado

Cuartos de Aislamiento

Espacios Inteligentes para Aire Acondicionado

El aire acondicionado y la ventilación son dos elementos primordiales para salvaguardar el bienestar de los usuarios de recintos hospitalarios. Las áreas críticas (quirófanos) requieren incluso mayor cuidado en sus condiciones de ventilación y aire, pues más que brindar comodidad, deben impedir que los pacientes resulten afectados por elementos contaminantes imperceptibles, que pueden dañar severamente su salud. 2070 Fecha estimada en la que el agujero de la capa de ozono se cerraría por completo, en caso de que se logre erradicar la utilización de las SAO en la industria de la refrigeración y el aire acondicionado Los servicios que ofrecen los hospitales pueden clasificarse en tres áreas: de atención aguda, cuidados paliativos y convalecencia. Cada uno de ellos, por sus características, debe contar con condiciones de higiene y comodidad específicas y suficientes para ofrecer una atención médica adecuada. Por tal motivo, los hospitales resultan de los edificios más complejos, que precisan la intervención de disciplinas ajenas al sector de la salud para hacerse cargo de los aspectos de limpieza e inocuidad en las áreas donde los pacientes se encuentran más vulnerables. El diseño de un edificio para la salud es una labor que enfrenta al arquitecto o diseñador con un amplio panorama de cuestiones por cubrir, no sólo relativos a la planeación de espacios y la estética del lugar, sino a los relacionados con la comunidad usuaria, los avances tecnológicos, entre otros elementos que se vuelve necesario considerar para que el diseño sea útil y eficaz. Diseñar un hospital implica contar con conocimiento suficiente sobre su complejidad, de modo que se logren conjugar alta tecnología, espacios con amplitud suficiente, sincronización entre áreas especializadas, rutas de tránsito interior, ventilación, temperaturas, manejo de residuos, abasto eléctrico, entre muchos otros aspectos que deben estructurarse de una forma estratégica, pues la vida de los pacientes dependerá de su funcionamiento adecuado. Según el arquitecto César Mora, en su artículo “Edificación de infraestructura hospitalaria”, publicado en la revista Equipar, un hospital “debe cumplir con todos los requerimientos sustantivos para la salud, tales como la atención oportuna, calidad y calidez de los servicios, no sólo para los usuarios permanentes del inmueble, sino también para los usuarios ambulatorios”. Aunado a esto, es importante lograr la mitigación de riesgos por desastres naturales, ya que, dadas las continuas modificaciones en las condiciones climáticas actuales, garantizará en gran medida la seguridad de las instalaciones del recinto y la de los usuarios finales. GUÍA DE DISEÑO ASHRAE Sistema de ventilacion para quirofanosSistema de ventilación para quirófanos PRESURIZACIÓN DE CUARTOS Requerimientos de presión diferencial de cuartos con un mínimo de 100 pcm (CFM, en inglés) pero no menos de 0.01” de presión estática en puertas Adecuada inyección de aire; ésta debe ser proporcionada en los corredores para mantener la presión estática Cuartos de aislamiento que requieren presurizaciones positivas o negativas; deben mantener un medidor de presión en la puerta para monitorear la presión estática diferencial En el diseño, influyen directamente diversas normas y estándares para asegurar la calidad en la infraestructura del edificio. Dichas normas abordan temas relacionados con la presión, la inyección de aire, mecanismos para el control de asepsia en quirófanos, ventilación artificial, sistemas de filtración de aire, muros con acabados que faciliten las labores de limpieza, entre otros aspectos. Para el buen diseño del hospital, es necesario que sus áreas se clasifiquen, de modo que cumpla con sus principales funciones: prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades. Jaime Sánchez, coordinador de la Maestría en Ciencias Médicas e Investigador Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Sinaloa, destaca en entrevista la participación del área de servicios generales al “purificar el ambiente del hospital constantemente para mantener las condiciones de higiene apropiadas”. Asimismo, supone adecuada la siguiente clasificación: Áreas críticas o de alto riesgo de infección: Quirófanos, las salas de parto, el área de urgencias, la central de esterilización, las unidades de diálisis, áreas de preparación de soluciones parenterales y terapia intensiva Áreas semi-críticas: Laboratorios, radiología, morgue, servicios de hospitalización, oncología y servicios de alimentos Áreas no críticas: Personal administrativo y docente Servicios generales: Área de mantenimiento, lavandería, almacén general, vestuarios Dentro de la estructura de espacios, es elemental la distinción de áreas y la claridad en los recorridos; asimismo, la diferenciación de circulaciones deberá estar bien establecida para definir si es circulación del personal y pacientes, si es circulación pública o estrictamente restringida. Así pues, un aspecto que se torna fundamental es determinar las relaciones funcionales entre las diferentes áreas. Durante la etapa de diseño y construcción del hospital, un elemento clave es el suministro, pues algunas áreas requieren conexiones de aire comprimido, vacío, gases médicos (oxígeno) las 24 horas del día, los siete días de la semana, en especial las áreas críticas. Suministro El suministro de un centro médico incluye varios elementos. Entre los más importantes se encuentra el aire acondicionado, el cual puede convertirse en un medio de transmisión de microorganismos si no cuenta con los elementos adecuados. Por ello, los procedimientos para disponer de purificación ambiental son de vital importancia, sobre todo en áreas críticas de hospitales, donde es bien sabido que se necesita un entorno bacteriológicamente limpio. De esta consideración, surge la necesidad de cumplir ciertos parámetros para la calidad del ambiente interior en un cuarto crítico. Al respecto, el ingeniero Héctor Expósito comenta que “realmente no hay muchos requerimientos: el requerimiento de limpieza del aire y espacio conlleva todo lo demás, que es dilución, filtración, calidad, temperatura y humedad”. Por su parte, los ingenieros Juan Hurtado, Miguel López y Raúl Sandoval, investigadores del Edificio de Posgrados del IPN, mencionan en el artículo “Calidad de aire en centros hospitalarios” que no solamente la limpieza del aire y el espacio son importantes, sino su adecuada planeación, su diseño y la determinación de tomas de aire, las entradas y salidas, la selección de filtros y pre-filtros, y la presión, pues, afirman, “el aire acondicionado es el corazón de un hospital”. Se colige que el acondicionamiento del ambiente es elemental para evitar posibles infecciones contraídas en el mismo recinto y mantener condiciones de trabajo seguras. En las áreas críticas, el acondicionamiento de aire debe cumplir con una serie de requisitos de acuerdo con las exigencias del área. Exigencias de un área crítica DILUCIÓN Disminuir la concentración de una sustancia química del ambiente FILTRACIÓN Para la prevención y control de infecciones TEMPERATURA Las principales normas que evalúan la temperatura y humedad máxima y mínima de un quirófano son UNE-100713:2005, que sugiere de 22 a 26 °C, y ASHRAE, que la establece entre 20 y 24 °C HUMEDAD Según la UNE-100713:2005, debe mantenerse entre 45 y 55 por ciento; mientras que ASHRAE sugiere entre 30 y 60 por ciento PRESIÓN Es la fuerza por unidad de superficie que ejerce un líquido o un gas perpendicularmente a dicha superficie. Dentro de un hospital, ésta debe ser positiva; es decir, que estará por encima de la presión atmosférica DIFERENCIAS PRINCIPALES ENTRE AA PARA HOSPITALES Y PARA OTRO TIPO DE RECINTOS 1 La restricción de aire entre las diversas áreas 2 Los requerimientos específicos de ventilación para eliminar microorganismos, olores y virus de cada zona 3 El nivel de temperatura y humedad requerido para cada lugar 4 El control de las condiciones ambientales Fuente: “Ventilación general de hospitales” Gracia Rosell Farrás y Adriano Muñoz Martínez. Debido a las posibilidades de dispersión de bacterias y virus, como resultado de la afluencia de pacientes, los sistemas de aire acondicionado deben proveer patrones de movimiento de aire que minimicen o anulen la dispersión de contaminantes. El diseño del sistema del aire acondicionado debe contemplar el movimiento de aire limpio hacia las zonas de aire sucio y viceversa. En las áreas críticas o de diagnóstico y tratamiento, los sistemas por emplearse deben asegurar la relación entre presión y ventilación adecuada. Por lo tanto, en las áreas no críticas el sistema acondicionador puede considerarse como un factor de ahorro energético. Control de infecciones Enfrentar problemas por un inadecuado control de infecciones es frecuente si el sistema de ventilación no es apropiado. Es así que resulta de suma transcendencia contar con un diseño y planeación adecuados para conservar el aire en condiciones asépticas. Cabe mencionar que las infecciones asociadas con el cuidado de la salud son un problema de relevancia, que implica factores económicos y sociales, lo que las vuelve un desafío para las instituciones médicas. Según el Insituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zuribán y la Secretaría de Salud, una infección nosocomial se define como aquélla que contrae un paciente internado por una razón distinta de esa infección. Este tipo de infecciones son harto frecuentes en hospitales de todos los niveles y la mayoría de las veces están relacionadas con instalaciones de ventilación y aire acondicionado deficientes, o bien por falta de mantenimiento en éstas. La investigación “Medición para la prevalencia de infecciones nosocomiales en hospitales generales de las principales instituciones públicas de salud” menciona que la norma para la vigilancia epidemiológica, la prevención y el control de las infecciones nosocomiales es la NOM-045-SSA-2005, la cual también considera nosocomiales aquellas infecciones que se desarrollan durante los 30 días subsecuentes a la realización de una cirugía en la que se colocó un implante. Principales tipos de infección Bacterial: Las más comunes son la Mycobacterium tuberculosis y la Legionella Pneumophila. Si los filtros del sistema instalados en un hospital son los adecuados, eliminan hasta el 99.9 por ciento de las bacterias presentes. Algunos especialistas recomiendan el uso de Filtros de Alta Eficiencia en Partículas de Aire (HEPA, por sus siglas en inglés). Viral: Las infecciones transportadas por aire no contaminado son la varicela y la rubéola. No se conoce un método que elimine al 100 por ciento estas partículas, pero los filtros HEPA y ULPA (Ultra Low Penetration Air) presentan mayor efectividad al momento de desactivarlos. Existen métodos basados en luz ultravioleta o espray químico, pero no entregan resultados suficientes para ser recomendados como medida de control de infecciones. Temperatura y humedad: De estas condiciones depende si se inhibe o promueve el crecimiento de bacterias o la activación de virus. Por ello, entre las medidas para el control de infecciones de los hospitales, se encuentran los rangos específicos de estas condiciones. Existen múltiples factores que generan infecciones nosocomiales en hospitales, según el Maestro Jaime Sánchez: Agente microbiano. Ya sea por infección cruzada (cuando una persona contrae un microorganismo, llámese hongo, bacteria, virus o parásito, de otra persona) o por infección endógena (la propia flora del paciente) Vulnerabilidad o falta de defensas en pacientes. Entre estos factores se encuentran la edad de la persona, si hay una enfermedad previa o subyacente, y si ha tenido intervenciones quirúrgicas. Quienes tienen mayor vulnerabilidad a las infecciones son las personas con enfermedades crónicas: leucemia, diabetes, insuficiencia renal, sida, entre otras más Factores ambientales. En un hospital se reúnen muchas personas infectadas, quienes tienen alguna infección son un foco potencial, y quienes se contagian dentro del hospital constituyen también un foco de infección. El traslado de pacientes, su concentración, las condiciones del hospital (falta de higiene personal de los visitantes), entre otros, son aspectos que contribuyen al desarrollo de infecciones nosocomiales Resistencia bacteriana. Se debe principalmente a los antibióticos. Cuando una persona padece alguna infección y se le receta un medicamento, pero no sigue las indicaciones prescritas, sino que suspende la toma cuando siente mejoría, el microorganismo se hace resistente; cuando la infección se presenta de nuevo, el medicamento prescrito anteriormente no surtirá efecto y habrá que recetar uno más potente Características principales de los filtros para uso hospitalario Filtros HEPA. Cuenta con un separador de resina termoplástico en su interior, que sustituye los separadores de aluminio tradicionales en los filtros de alta eficiencia. Su resistencia al flujo de aire es mínima, por lo que se crea un tamiz muy pequeño que permite capturar partículas diminutas. Una vez que las partículas contaminantes han atravesado el filtro, no pueden reintegrarse al aire debido a sus poros altamente absorbentes.Filtros ULPA. Bloquea al menos 99.999 por ciento de las partículas de polvo, polen, moho, hongos, bacterias o cualquier otra partícula aérea. Al igual que los filtros HEPA, atrapa las partículas diminutas y no les permite reincorporarse a la corriente de aire. Fuente: “Áreas críticas de los hospitales” ingeniero Héctor Expósito. I filtros“En las áreas como quirófanos, central de esterilización y unidad de cuidados intensivos, el nivel de filtración es de máximo nivel y se le conoce como absoluto. Este esquema de filtración permite no sólo un nivel altísimo de pureza en el aire que ingresa a las áreas, sino una presión positiva para no permitir que ingrese aire contaminado cuando se abre una puerta”, explica el ingeniero Arturo Ibarra, en su artículo “Aire acondicionado para hospitales”. Por su parte, Gracia Rosell y Adriano Muñoz en su artículo, “Ventilación general de hospitales”, avalado por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo de España, puntualizan que “en los hospitales la ventilación tiene que cubrir las necesidades clínicas y proporcionar las condiciones higiénicas adecuadas, con el fin de proteger a los pacientes y a los profesionales que realizan sus tareas en este ámbito, y a su vez, realizar el tratamiento térmico del ambiente”. En el mismo artículo, mencionan: “Según la experiencia, en los quirófanos es necesario impulsar un caudal mínimo de aire de 2 mil 400 m3/h para garantizar una concentración media de gérmenes en el aire (kR*)”. El ingeniero Héctor Expósito describe las áreas críticas como “locales donde el aire acondicionado juega un papel de proceso, no nada más de confort. El aire acondicionado tiene injerencia real y tangible sobre los resultados que ahí sucedan”. Asimismo, hace hincapié sobre la gran responsabilidad que recae en los hombros de quienes diseñan el lugar y establecen el esquema de mantenimiento de los equipos. Por su parte, los ingenieros Hurtado, López y Sandoval, en concordancia con lo expuesto por Expósito, expresan que la ingeniería tiene un papel importante en el diseño, la instalación y el mantenimiento en los sectores productivo, social y de servicios, pues argumentan que en cada proyecto, sobre todo hospitalario, deben aplicarse técnicas rigurosas para diagnosticar problemas específicos, ya que el sector social está directamente involucrado. Estándares para el control de temperatura y humedad FGI 2012 A1-2.2.2.2.3(3), ASHRAE 170, GGHC, The Joint Commission Zonificación de los sistemas mecánicos. Es la base para determinar cómo se deben utilizar de la mejor manera los espacios del territorio, de una forma equitativa entre quienes lo habitan y la oferta de los recursos Control del propio ambiente (paciente-residente-equipo de trabajo). Disminuir la mayor cantidad de microorganismos contaminantes y suciedad del medioambiente; brindar confort tanto a pacientes como a residentes del centro de salud, y optimizar la temperatura para el adecuado funcionamiento del equipo de trabajo Mantenimiento de las condiciones ideales de ventilación y humedad acordes para el proceso de curación del paciente: Controles sanitarios para cuarto crítico Control de confort en multi-espacios Control térmico por cuarto Fuente: “Áreas críticas en hospitales” ingeniero Gustavo Olano. Diagrama de flujo laminar verticalEstructura de un área crítica Con respecto a la composición de un quirófano, Manuel Luque Oliveros, en su artículo “Análisis crítico sobre la organización del área quirúrgica”, describe las especificaciones de un área de quirófano para que sea funcional. “La distribución de las zonas del área de quirófanos se ha conformado tomando en cuenta la circulación de personas y las condiciones de asepsia requeridas. Con el fin de evitar infecciones, se clasifican en no restringidas, de transferencia, semi-restringidas y restringidas, aunque hay quienes las clasifican en: negro, gris y blanco”. Según el ingeniero Expósito, un buen diseño de quirófano debe contar con características específicas de espacio, acabados, temperatura, ventilación, humedad e iluminación: Tamaño: El ideal es de entre 35 y 60 metros cuadrados; dimensiones superiores lo volverían demasiado grande y muy poco útil tener el material a utilizar de 5 a 6 metros de distancia; por ello, el personal tendría que moverse aumentando el riesgo de contaminación. Menos de 35 metros cuadrados sería demasiado pequeño, el personal de quirófano no podría moverse de forma cómoda. Paredes y techos: Deben ser lisos, de material inalterable y absorbente del sonido. Las paredes y puertas deben ser incombustibles y estar revestidas con material impermeable, inalterable, a prueba de manchas, sin grietas, de fácil limpieza, sin brillo, sin colores fatigantes para la vista. Los quirófanos deben estar desprovistos de ventanas al exterior; si las tuviera, deberán estar selladas herméticamente. No deben usar azulejos para revestir sus paredes debido a que las uniones son sitios propicios para el desarrollo de gérmenes. Pisos: Deben ser antiestáticos para disipar la electricidad de los equipos y el personal. De material plano, impermeable, inalterable, duro y resistente. A nivel del centro, las esquinas deben ser redondeadas para facilitar su limpieza. Presión positiva: El aire debe ser expulsado desde los quirófanos hacia las zonas no estériles, extrayendo las partículas flotantes. Para conseguir este objetivo, la instalación del sistema de aire acondicionado debe estar calculada para obtener mayor presión en el quirófano. Humedad y temperatura: El control de estos factores en el área quirúrgica debe ser automático, con sensores de ambiente que envíen una señal a los reguladores, y éstos, a su vez, deberán gobernar las etapas de producción de frío o calor. Debe conservar una humedad relativa, según los estándares de ASHRAE, de entre 30 y 60 por ciento para ayudar a reducir la posibilidad de una explosión. Las chispas se forman con mayor facilidad si la humedad es baja. La temperatura se debe conservar entre 20 y 24 grados centígrados. Control del ambiente: Se calcula que el hombre emite en su entorno próximo un número determinado de partículas de 0.5 a 10 mm de diámetro. Estas partículas se suspenden en el aire y se producen por las escamas cutáneas, la sudoración y, principalmente, por goteo de las vías respiratorias. El mejoramiento del ambiente en quirófano se obtiene, sobre todo, con un personal bien entrenado que usa el pijama quirúrgico correctamente, se mueve lo indispensable dentro del quirófano, habla lo menos posible durante las intervenciones y se apega a las normas de asepsia. Iluminación general: Debe distribuirse uniformemente por el quirófano, lo suficiente para detectar cambios en el color de la piel del paciente, proporcionada con la del campo operatorio para reducir la fatiga ocular. Tanto en el área operatoria como en la general, la iluminación debe ser flexible, ajustable y controlable. La distribución de la brillantez en el sitio quirúrgico, en la periferia y en el perímetro del quirófano debe ser 5:3:1. Iluminación quirúrgica: Debe ser intensa, sin reflejos y regulable en intensidad. Climatización. El quirófano debe estar aislado del exterior y dotado de un sistema de aire acondicionado provisto de filtros especiales (HEPA y ULPA, que retienen el 99 por ciento de las partículas mayores de 3 micras). Con control de filtros y grado de humedad (cuya revisión es cada 6 meses). Este sistema de aire acondicionado debe ser de flujo laminar y contar con control de humedad. “Para que todo funcione correctamente, se debe prestar atención a la limpieza sistemática; cuando proceda, a la desinfección de los humectadores de aire, incluyendo calderas de agua, baterías de calefacción o refrigeración, y la bandeja que se encarga de recoger aguas de condensación”, aseguran Gracia Rosell y Adriano Muñoz. De igual modo, Rosell y Muñoz detallan el tipo de controles técnicos e higiénicos que deben considerarse para garantizar el buen funcionamiento de los sistemas HVACR en un quirófano: Controles técnicos Al sustituir los filtros absolutos, comprobar la ausencia de fugas a través del filtro y la estanqueidad en la junta Verificar periódicamente el sentido del flujo del aire. Prestar especial atención a la posible reducción del caudal por la variación de la pérdida de carga en los filtros. El caudal de aire siempre debe permanecer constante Controles higiénicos Comprobación higiénica de las instalaciones del aire acondicionado, principalmente el correcto funcionamiento de los filtros Conteo de partículas y medición de microorganismos contenidos en el ambiente, una vez establecidos los parámetros anteriores Presencia del especialista en higiene tras cualquier reparación con posibles efectos de carácter higiénico, sea instalación de nuevo equipo quirúrgico, mantenimiento, etcétera Como consideración final, los especialistas consultados concuerdan en que la calidad de un hospital no se logra con tecnologías ni productos baratos, ni con los más caros; sino con un análisis profundo y una visión a la medida de cada hospital desde su origen, que considere la población por atender, la zona geográfica, la tecnología y el equipo adecuado, y un programa que defina las necesidades médicas, de ingeniería, de mantenimiento y de operación para salvaguardar, desde el punto de vista de la prevención, la salud de cualquier persona que ingrese en el lugar. LOCALES NO RESTRINGIDOS Pacientes y personal del hospital pueden circular con libertad. Oficinas, puesto de control, cuarto séptico, etcétera. Destinados para la recepción de material y equipo, transferencia de pacientes en camilla, entre otros; debe contar con tapete impregnado de solución antiséptica, que garantice la descontaminación y prevenga infecciones.LOCALES SEMI-RESTRINGIDOS El personal deberá vestir uniforme quirúrgico. En esta zona se encuentra el material limpio, la sala de anestesiología, pre-anestesia, zona de calzado de botas quirúrgicas, lavabos quirúrgicos, lavado y preparación de instrumental, y cúmulo de material de reserva y medicamentos, entre otras áreas.LOCALES RESTRINGIDOS Destinados exclusivamente a las salas de operaciones, cuyo acceso sólo está permitido al personal que participa directamente en la acción quirúrgica. En esta zona se debe portar el uniforme quirúrgico, gorro, tapabocas, bata quirúrgica y guantes estériles. Fuente: “Análisis crítico sobre la organización del área quirúrgica”, ingeniero Manuel Luque Oliveros. NOM-016-SSA3-2012 Esta norma es de observancia obligatoria para todos los establecimientos hospitalarios de los sectores público, social y privado, cualquiera que sea su denominación, que tengan como finalidad la atención de pacientes que se internen para su diagnóstico, tratamiento médico, quirúrgico o rehabilitación, así como para los consultorios de atención médica especializada de los sectores mencionados.Establece que la unidad quirúrgica es un área de circulación restringida, que, a su vez, se integra de áreas con diferentes características y grados de restricción en la circulación, las cuales requieren delimitación clara para que se mantengan las condiciones de asepsia y ambiente estéril que demanda cada una de ellas. Debe contar con acceso controlado, tanto para el personal del área de la salud, como para pacientes.La unidad quirúrgica requiere como mínimo un área de transferencia, vestidores para el personal del área de la salud masculino y femenino, pasillo de circulación blanca, sala de operaciones, área gris y locales para guardarropa y equipos. Estas áreas deben cumplir con las siguientes características:1. El ingreso y egreso de pacientes se llevará a cabo a través de un área de transferencia de camillas, que deberá contar con una barrera física, mecanismo o sistema que permita controlar y conservar las condiciones de asepsia propias de cada área 2. El personal del área de la salud autorizado debe ingresar a la unidad quirúrgica a través del área de vestidores y sanitarios, la cual debe tener continuidad de circulación hacia el pasillo de circulación blanca; el egreso del personal del área de la salud debe ser a través del área gris hacia el área negra 3. En el pasillo de circulación blanca, se deberá ubicar el equipo para que el personal médico efectúe el procedimiento de lavado y asepsia pre-quirúrgica de las manos 4. La sala de operaciones debe tener curvas sanitarias en los ángulos formados, entre los muros y de éstos con el piso, con la finalidad de favorecer las labores de aseo del área; las paredes deben estar recubiertas de material de fácil limpieza que no tenga ranuras, orificios o poros donde se acumulen polvo y microorganismos La ventilación debe ser artificial, estar instalada de tal forma que el aire sea inyectado desde la parte superior y extraído en la parte inferior de la sala. El sistema no deberá recircular el aire para evitar la concentración de gases anestésicos y medicinales; preferentemente, deberá tener capacidad para llevar a cabo de 20 a 25 cambios de volumen de aire filtrado por hora Deberá contar con instalaciones fijas de oxígeno, óxido nitroso y aire. En caso de contar con dispositivos para succión de líquidos y secreciones, éstos podrán ser fijos o portátiles Las puertas de la sala de operaciones deben ser de doble abatimiento y requieren tener mirillas 5. El área de recuperación post-anestésica se ubicará dentro del área gris y deberá permitir el trabajo del personal de enfermería y anestesiología Debe tener como mínimo una camilla por sala de operaciones, equipo para aspiración controlada con sistemas fijos o portátiles, así como tomas de oxígeno y de aire comprimido En esta misma área, se debe incluir una mesa con tarja para hacer el lavado de los materiales e instrumental reutilizable Para evitar la interferencia con la circulación de pacientes y personal, deberá disponerse de un área específica para el estacionamiento de camillas, la cual se ubicará adyacente a la zona de transferencia Deberá disponer de locales para guardar equipo de utilización intermitente, para ropa limpia y utensilios de aseo; se deben establecer procedimientos, medidas de distribución y entradas que disminuyan el riesgo de contaminación del área gris El listado de mobiliario y equipo con que debe contar la unidad quirúrgica, además de lo ya mencionado, se establece en la Norma Oficial Mexicana NOM-006-SSA3-2011, que define los lineamientos para la práctica de la anestesiología El cuarto séptico deberá ser accesible, pero fuera del área de recuperación post-anestésica Cuando haya un servicio de cirugía ambulatoria, podrá existir fuera de la unidad quirúrgica un área específica de recuperación que deberá contar con los dispositivos médicos que se requieran para el tipo de cirugía que se practique Aire Acondicionado,Aire Acondicionado,Aire Acondicionado,Aire Acondicionado,Aire Acondicionado,Aire Acondicionado,Aire Acondicionado,aire acondicionado,aire acondicionado,aire acondicionado,aire acondicionado,aire acondicionado,aire acondicionado,aire acondicionado,aire acondicionado,aire acondicionado,aire acondicionado,aire acondicionado,Aire Acondicionado,Calefaccion,Aire,Aire Acondicionado Colombia,Aire Acondicionado Bogota,Aire acondicionado para edificio, Aire acondicionado para oficina, Aire acondicionado para laboratorios, Aire acondicionado para casas, Aire acondicionado de precision, Aire acondicionado para Datacenter, Aire acondicionado para centros de computo, free cooling